jueves, 18 de abril de 2013

El sustituto infructuoso del Correo del Orinoco


            El “Correo del Orinoco” habría podido permanecer si su vida no hubiese estado limitada desde un comienzo por la provisionalidad de Angostura como sede del Poder Nacional.  Siendo un órgano del Supremo Gobierno debía asentarse en donde quiera que este estuviese y es por lo que al escogerse a Nuestra Señora del Rosario de Cúcuta como centro de los poderes de Venezuela y Cundinamarca reunidas en una sola nación, queda sellado el destino del “Correo del Orinoco”.  No obstante, tuvo vida hasta marzo de 1822 en que el coronel José Ucroz, gobernador de la provincia, cesó como tal.
            La vida temporal del “Correo del Orinoco” la previó Bolívar cuando a fin de que se multiplicaran los establecimientos tipográficos becó a jóvenes para que aprendieran el arte de la imprenta en los propios talleres del Correo.
            Meses después, mayo de 1820, se diseñó un nuevo periódico:  “Amor a la Patria”, no oficial, del que al parecer solo se publicó un prospecto.  Un aviso en la edición 61 del Correo da cuenta del mismo y se le atribuye a un grupo de amigos “que quieren demostrar que hacen lo que le es posible y han formado el prospecto, de un periódico con el titulo de “Amor a la Patria”, que está ya impreso.  Los que deseen tomarlo y suscribirse ocurrirán a la casa de la Imprenta y se instruirán del plan y demás conducente.”
            “Amor a la Patria” iba a ser el sustituto del “Correo del Orinoco”, pero la depresión económica como intelectual de la Angostura a causa del cambio de sede del supremo gobierno fue tal que el periodismo desvaneció y hubo que aguardar 17 años para que se reanimara con la aparición  de “El Telégrafo”..  De todas maneras, los angostureños para conservar en la memoria colectiva la loable intención de Roderick, le pusieron  "Amor Patrio" a la calle que pasa por la Casa de los Gobernadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada