sábado, 8 de junio de 2013

Campeón mundial a fuerza de mango

Ciudad Bolívar tuvo dos campeones mundiales de boxeo, Ernesto y Crisanto España, curiosamente hermanos y nacido ambos en la zona rural “La Flor de los hicoteos”. Ellos con toda su humildad campesina proyectaron fuera de nuestras fronteras la excelencia y prodigio del mango, fruta a la que atribuyeron el poder de sus puños, mangos burreros de su nativa Flor de los Hicoteos.
Ellos tuvieron la fortuna de pasar por las manos del experto entrenador Ángel Israel Salavarría, antes de saltar al profesional donde se titularon campeones del mundo.  Pero cabe destacar el papel jugado por la Asociación de Boxeo desde 1960 cuando fue fundada y federada bajo la presidencia de José Montoro. De 1960 a esta parte, la selección del Estado Bolívar se ha titulado 16 veces Campeón Nacional del Boxeo Aficionado.
Realmente, un caso jamás visto, el que dos hermanos, nacidos en un humilde caserío rural de Ciudad Bolívar, pero con el poético y rutilante nombres, La Flor de los Hicoteos, se hayan titulado Campeón mundial de Boxeo del MundoErnesto España se tituló en junio de 1979 al noquear al ligero trinitario Claude Noel en pelea montada en Puerto Rico, pero la Faja le duró poco tiempo, la perdió al año siguiente frente a Hilme Kenty, en Las Vegas.  Su hermano Crisanto España se coronó campeón mundial  welter al ganar por nocaut al norteamericano Meldrick Taylor, el 31 de octubre de 1992.  La retiene al defenderla por primera vez, victoria por decisión, 5 de mayo de 1993, contra el panameño Rodolfo Aguilar, en pelea montada en Belfast.  La pierde el 9 de octubre de ese mismo año, segunda defensa, frente al canadiense Dinovan Boucchar, en Manchester, Inglaterra.
Ernesto España se halla retirado del ring desde que perdió la corona afectado de hipoglicemia, mientras que Crisanto tiene en Inglaterra la matrícula suspendida por problemas en la vista.  .
El Estado Bolívar ostenta otros dos campeones mundiales de boxeo, pero no profesionales como los anteriores, sino amateurs.  Tales, el semicompleto Fidel Odremán, nativo de El Callao, titulado Cinturón de Diamantes en el Internacional de 1958 realizado en México, y José González (El Sargento), campeón welter en el mundial realizado en Italia en 1984.  Asimismo, seis veces campeón en el Torneo Batalla de Carabobo.
Esos campeones mundiales es el producto de más de ocho decenios de boxeos en cuadriláteros bolivarenses que  desde los años 20 del siglo veinte se improvisaban en el Circo Monedero y en las salas de los cines América y Mundial hasta que en los años sesenta se construyó el Gimnasio Cubierto de Las Moreas..

El 7 de julio de 1926,  fue el primer encuentro boxístico registrado en la ciudad. . Tuvo lugar en el cine América, entre los púgiles Mike y Adans. Ganó el último en el décimo asalto y allí mismo, sobre el ring, se concertó la revancha a 20 rounds para el sábado siguiente. Pero si bien este mach fue el comienzo, el boxeo no tendrá continuidad sino a partir de 1931  cuando se suceden varios encuentros con boxeadores de fuera y del patio, entre ellos, el del 13 de febrero, entre Sánchez Mora y J. María Aguirre (Chiguire); el de José Luis Orsetti (convertido después en Pastor Evangélico) y  Kid Terris (Eugenio Pazo, del Perú), el 12 de septiembre.
.  El atractivo del boxeo era tal en Ciudad Bolívar que los cines Mundial y América montaron su propio ring y a veces en una misma noche había dos programas de boxeo.  Ello explica porque Domingo Terán (Kid Urraca), famoso matarife de cerdos del Barrio Afanador, ganó en una noche dos peleas: una en el ring del Cine Mundial y la otra seguidamente en el ring del Cine América, pero este Urraca  no le metía tanto al mango burrero como al chicharrón.






No hay comentarios:

Publicar un comentario