martes, 7 de mayo de 2013

La ira de Jimmy Ángel


Félix Cardona, quien tomó parte en la expedición franco-venezolana que localizó las fuentes del Orinoco, había apreciado la majestad del Salto del Auyantepuy mucho antes que Jimmy Ángel.  Según decía,  cuando realizaba trabajos cartográficos para el Gobierno de Gómez.  En cuanto a su amigo Jimmy Ángel, falleció el 8 de diciembre de 1956, manifestando su deseo de que la Ryan Flamingo permaneciera sobre la Meseta: “La avioneta es mía y nadie debe tocarla, ni puede, pues está en lugar inaccesible”.  Sin embargo, en 1970, su manda testamentaria resultó eludida pues su avioneta fue sacada de la Meseta mediante una operación heli-táctica de la FAV para restaurarla y exhibirla con motivo del Año Jubilar de esa fuerza aérea.  La avioneta, declarada Monumento Público Nacional, fue dejada permanentemente en el Jardín del Terminal del Aeropuerto de Ciudad Bolívar donde sufrió el impacto de un robusto árbol sacado de raíz por  viento huracanado.  Nicomedes Farfán (Nico), quien trabajó con Jimmy en aquellos tiempos, dijo entonces y lo repitió más tarde, cuando un automóvil se desvió de la avenida Táchira y la Flamingo cayó impactada de nuevo: “Es la ira del Ángel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada