viernes, 3 de mayo de 2013

La Ciudad Perdida


Medina Angarita en Ciudad Bolívar ordenó pasarle tractor a la Ciudad Perdida

            López Conteras fue el segundo Presidente de la República que visitó Guayana.  Antes lo había hecho Cipriano Castro.  Gómez también, pero como Vicepresidente cuando vino a reducir al último baluarte de la Guerra Libertadora.  El Presidente Isaías Medina Angarita, sucesor de López Contreras, vino a Ciudad Bolívar, primero como Ministro de Guerra y candidato, 20 de enero de 1941, para estar presente en la inauguración del Puente Orocopiche  y después, ya como Presidente de la República y recién llegado de una gira de buena voluntad por los países bolivarianos, para cerciorarse personalmente de la magnitud de los daños causados por la crecida y desbordamiento del Río Orinoco en agosto de 1943.  Fue entonces cuando ordenó pasarle tractor a la “Ciudad Perdida” lugar de latrocinio jamás tolerado por la católica sociedad bolivarense.  “Que Sodoma y Gomorra sea destruida y que a nadie se le ocurra mirar hacia atrás” habría dicho el mandatario. De manera que acatando la disposición del magistrado, se levantó allí un edificio escolar resaltando en el frontispicio la histórica frase de Bolívar en el Congreso de Angostura: “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”

No hay comentarios:

Publicar un comentario