sábado, 23 de marzo de 2013

El niño de tres razas



Cada cierto tiempo surgía en la ciudad algún hecho que llamara poderosamente la atención y curiosidad del colectivo y así como ocurrió temporalmente con la Ceiba preñada, había ocurrido antes con el llamado “Niño de tres razas”.
             Efectivamente, en  víspera de la Navidad de 1907, la ciudad despertó con la insólita novedad de un niño llamado José Manuel Moreno, traído de “Monte Cristo”, donde nació el 27 de diciembre de 1906 con epidermis negra, blanca y rubia más los ojos azules.  La gente que acudía en romería a verlo apreciaba del niño, el cabello blanco, rubio y negro.  Blanco también el centro del rostro, pero negro los lados y azules los ojos. Las cejas rubi - negras y el color del pecho hasta la región abdominal semejaba la forma de un corazón.  Los brazos de color blanco cuando se abrían formaban con la mancha del pecho y de la cara una cruz impresionante.  La pierna izquierda era de dos colores y negro el resto del cuerpo.  El niño estaba bajo el cuidado de su madre Estefanía Moreno, quien vivía en la Plaza del Convento en una casa propiedad de la señora Marcelina Guzmán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada