lunes, 18 de febrero de 2013

Los futuros sidoristas llegaron en canoa




Al año siguiente de las fundaciones de Puerto Ordaz y Ciudad Piar que servirían de soporte urbano a la industria extractiva del mineral de hierro, el Gobierno Nacional decretó la creación de la Oficina de Estudios Especiales de la Presidencia de la República con el objeto de sacar adelante el Proyecto Siderúrgico que comenzó a hacerse realidad en 1955 al suscribirse un contrato con la Empresa Innocenti de Italia.  Para la firma vino Ferdinando Innocenti, quien declararía en Roma, a su retorno de Caracas: “La firma de este contrato representa para Italia la mayor operación económica de su historia en el plano de las exportaciones y para Venezuela la mayor operación financiera después de los acuerdos petroleros en América del Norte”.
            El 23 de febrero de 1956 comenzaron los trabajos de montaje de la Planta Siderúrgica del Orinoco con 130 obreros y numerosos técnicos italianos.  Los que se convertirían en futuros sidoristas llegaron de todas partes, pero los primeros procedían de las islas y riberas del Orinoco, luego de abandonar sus sembradíos. Comentaría más tarde el presidente fundador Argenis Gamboa: “Los futuros sidoristas llegaron en canoa con una patilla de regalo debajo del brazo y así lo íbamos empleando”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario