martes, 12 de febrero de 2013

La mano temblorosa de Monseñor Zabaleta





            En 1961, la planta Siderúrgica del Orinoco inició, progresivamente la producción de arrabio en los hornos eléctricos de reducción, así como, la producción de tubos sin costura, al mismo tiempo que se inauguraban las operaciones de la Presa de Macagua Uno.  La primera colada de acero se efectuó el 9 de julio de 1962 en presencia del Presidente, Rómulo Betancourt.  El obispo de la Diócesis de Guayana, Monseñor Juan José Bernal Ortiz, llegó retrasado al acto y Monseñor Francisco Javier Zabaleta, párroco de San Félix, asumió el privilegio histórico de impartir la bendición a todas las instalaciones.  Desde entonces hasta su jubilación a causa del mal de Parkinson, no surgió industria en Ciudad Guayana que Monseñor no bendijera con su mano temblorosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada